Inicio Artículos de fondo Certificación de fibra con un OLTS en la práctica

Certificación de fibra con un OLTS en la práctica

9656
0
Certificación de fibra con un OLTS en la práctica

Robert Luijten, director de formación de EMEA, en Fluke Networks, nos explica los pasos a seguir para realizar correctamente una certificación de fibras ópticas con un OLTS.

Un equipo de comprobación de pérdida óptica (OLTS) es un instrumento de gran precisión que combina un medidor de potencia y una fuente en la unidad principal y en la remota. Es la mejor herramienta para determinar la pérdida total o la atenuación de los enlaces de fibra óptica.

El primer paso antes de la certificación

Para garantizar la precisión, es importante configurar primero el OLTS correctamente. En resumen, se debe realizar lo siguiente:

  • Dejar que las fuentes se estabilicen encendiendo la unidad principal y las remotas unos 5 minutos antes de empezar cualquier medición. Es fundamental dejar un tiempo extra para que las fuentes se estabilicen si el cambio de temperatura ambiental es significativo. Si las fuentes no se estabilizan, habrá problemas con la configuración de la referencia o, a medida que la fuente se caliente, su potencia de salida aumentará, lo que dará lugar a lecturas de pérdida optimistas o negativas.
  • Establecer e introducir los límites de prueba correctos de Pasa/Falla para los enlaces que se están comprobando.
  • Establecer la referencia correctamente para eliminar el impacto de las distintas conexiones entre el comprobador y los enlaces sometidos a prueba. Preferiblemente, esto debe hacerse mediante el método de 1 puente. Si la configuración de la referencia se realiza de forma incorrecta, normalmente se producirán mediciones de pérdida negativas muy indeseables. Una pérdida negativa suele denominarse ganancia y no debería ser posible en un enlace pasivo. Asegúrese de configurar la referencia con cables de referencia de comprobación (TRC) limpios y de alta calidad, tal como exigen ANSI/TIA e ISO/IEC. Los TRC sucios o defectuosos harán que los enlaces no pasen la prueba. Tenga en cuenta que los TRC pueden desgastarse o dañarse si no se manipulan correctamente. Por lo tanto, vuelva a colocar siempre las tapas antipolvo para proteger las terminaciones y no coloque las terminaciones descubiertas en las superficies.
  • Asegurarse de que los conectores de los instrumentos de comprobación estén limpios. Esto se suele pasar por alto y los comentarios de los centros de servicio de Fluke indican que un porcentaje muy alto de instrumentos enviados para su reparación solo sufrían de conectores de fibra óptica sucios. La inspección y la limpieza de los conectores de los instrumentos se puede llevar a cabo sobre el terreno con el mismo equipo que se utiliza para inspeccionar y limpiar los TRC y los conectores de los paneles de conexión.
Figura 1 - Un equipo de comprobación de pérdida óptica (OLTS) con capacidad de inspección de doble extremo.
Figura 1 – Un equipo de comprobación de pérdida óptica (OLTS) con capacidad de inspección de doble extremo.

Dado que la contaminación puede tener un impacto significativo en la potencia óptica, el paso inicial imprescindible en el proceso de certificación, antes de conectar los enlaces de fibra al comprobador, es inspeccionar y limpiar; si es necesario, ambos extremos de los enlaces sometidos a prueba. La mejor manera de hacerlo es con un OLTS que tenga la capacidad de inspeccionar y certificar las terminaciones de la fibra óptica en ambos extremos.

Los OLTS tradicionales tienen una unidad principal con una pantalla y una unidad remota. Esto implica que hay que llevar una herramienta de inspección aparte al extremo remoto para ver y documentar la terminación. Con sistemas como el que se muestra en la figura 1, la segunda unidad principal puede configurarse para funcionar como unidad remota.

Los usuarios solo tienen que seleccionar «Main as Remote» (Principal como remoto) en el menú de configuración. Aunque la unidad principal siempre tiene el control de la comprobación del OLTS, el técnico del extremo remoto puede acceder a la herramienta de inspección de la fibra seleccionando «FiberInspector». Las mismas funciones de inspección de la unidad principal están también disponibles en la unidad remota. Una vez realizada la inspección y la certificación de la terminación, los datos se almacenan en la unidad remota. Los resultados de la inspección y las imágenes, tanto de la unidad principal como de la remota, pueden fusionarse posteriormente en el momento en que se genera el informe de certificación en el software de generación de informes o con un servicio basado en la nube.

Figura 2 - El usuario del extremo remoto se mantiene informado del progreso de la prueba.
Figura 2 – El usuario del extremo remoto se mantiene informado del progreso de la prueba.

La certificación propiamente dicha ya puede realizarse y el OLTS puede conectarse a los enlaces sometidos a prueba. Tenga en cuenta que se ejecutarán pruebas bidireccionales y que, básicamente, se están probando dos enlaces simultáneamente: una fibra de «entrada» y una fibra de «salida».

Mientras la unidad principal ejecuta la prueba del OLTS y almacena los resultados de la pérdida, la unidad remota emitirá mensajes intermitentes para informar al usuario remoto del progreso, véase la figura 2.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.