Inicio Cajas terminales Registro principal óptico adaptado

Registro principal óptico adaptado

1052
0

Registro principal KeyFibre Network Components acaba de anunciar al mercado una caja terminal (MDU) o registro principal óptico diseñado para ser utilizado en redes domésticas de proyectos FTTH para edificaciones de varias plantas. Simplifica los despliegues de la red y aumenta la rentabilidad de la instalación.

El nuevo registro principal óptico dispone de densidades de empalme de 144 fusiones y de capacidad para 48 drops o 54 adaptadores y un grado de protección hasta IP65. Está diseñado especialmente para ser instalada en la pared del RITI (Recinto de Instalación de Telecomunicación Interior), o montaje en poste, permitiendo múltiples configuraciones de bandejas de empalme, equipadas con una solución preinstalada y adaptada a cada situación.

Este desarrollo de KeyFibre, completamente diseñado y fabricado en España, consiste en una solución preinstalada, un sistema pre conectorizado de bandejas de empalme, fácil de usar, versátil y adaptable a las necesidades de cada proyecto.

Además, el registro principal óptico facilita la correcta organización de los cables ópticos y, de esta forma, las fibras ópticas permanecen protegidas en sus correspondientes bandejas, asegurando un óptimo radio de curvatura.

Este registro principal óptico pre conectorizado mantiene la filosofía KeyQuick como tecnología de conexión de fibra óptica, el único producto existente en el mercado capaz de verificar instantáneamente la fiabilidad de la conexión gracias a su tecnología de cuerpo transparente.

Instalación del registro principal óptico

Como se suministra con las bandejas de empalme totalmente equipadas, la operación puede ser realizada por un solo técnico, con resultados garantizados y un gran ahorro en el coste de la mano de obra de la instalación.

Finalmente, mencionamos que el registro principal óptico ofrece un avance significativo para cualquier proyecto de fibra óptica, simplifica los despliegues de la red, mejora el mantenimiento, aumenta la rentabilidad, disminuye el coste de la inversión, asegura un rendimiento óptico excelente, y contribuye a alcanzar el máximo ROI en los despliegues de fibra de cualquier aplicación.