Inicio Cajas murales Caja de distribución para 16 fibras IP65

Caja de distribución para 16 fibras IP65

3691
0

El modelo GXF6-15N6S es una caja de distribución para 16 fibras IP65 ideal como elemento de acceso a los edificios en redes ópticas.

Caja de distribución para 16 fibras IP65 El Grupo COFITEL, compañía especializada en soluciones para comunicaciones con presencia en España, Portugal, Colombia y Argelia, presenta la caja de distribución para 16 fibras IP65 GXF6-15N6S, que se puede emplear como elemento de acceso a los edificios en redes de fibra óptica. Su diseño con índice de protección IP65 y una placa para fijación mural con abrazadera para poste permiten la instalación en exterior.

La caja de distribución para 16 fibras IP65 puede alojar en sus compartimentos diferenciados los cables de acceso y los latiguillos de salida a usuario, así como los acopladores y los empalmes correspondientes a un máximo de dieciséis conectorizaciones tipo SC (empalmes o fast connector).

El modelo GXF6-15N6S también resulta idóneo en instalaciones de redes ópticas pasivas (PON), ya que pueden albergar un splitter 1:16 o dos 1:8.

Características destacables en la nueva caja de distribución para 16 fibras IP65

Esta caja de distribución para 16 fibras IP65 cuenta con dos entradas / salidas de cable mediante junta de goma o entrada oval para cable sin cortar, y hasta dieciséis salidas para pigtails o latiguillos preconectorizados de acceso en FTTx.

Los materiales incluidos se completan con porta empalmes con capacidad para dieciséis fibras y organizador de cable.

La caja de distribución para 16 fibras IP65 tiene un cierre mediante tapa abisagrada con junta hermética y tornillo (opcional).

El modelo GXF6-15N6S, que mide 295 x 250 x 100 mm y pesa (vacío) 2,50 kg, está realizado en material plástico ABS de color crema y resistente a los rayos ultravioletas (UV), lo que la confiere fiabilidad y duración, ya que hay que tener en cuanta la instalación habitual de este tipo de envolventes de fibra óptica, que normalmente se localizan en intemperie, quedando expuestos a temperaturas extremas, humedad, viento, etc.