Inicio Artículos de fondo Encircled Flux: Conectores de referencia

Encircled Flux: Conectores de referencia

306
0

Viene de Encircled Flux: La referencia

Unos malos latiguillos de comprobación conducen a resultados deficientes e incoherentes. ANSI/TIA-526-14-B aborda el uso de conectores de referencia, pero no los define. ISO/IEC 14763-3, Comprobación del cableado de fibra óptica, establece que la pérdida de un conector de referencia de fibra óptica multimodo debe ser <0,10 dB.

Comprobación del Encircled Flux
Comprobación del Encircled Flux

Un conector de referencia de fibra óptica monomodo se define por tener una pérdida <0,2 dB. Tanto en el caso de la fibra óptica monomodo como multimodo, la pérdida se define mediante el acoplamiento con otro conector de referencia.

A algunos les puede sorprender, ya que normalmente todo lo que sea superior a <0,5 dB se considera aceptable. ¿Por qué esos valores tan bajos? En ISO/IEC 14763-3, tanto la primera como la última conexión acopladas deben ofrecer una pérdida multimodo <0,3 dB y una pérdida monomodo <0,5 dB, lo que sólo puede lograrse con conectores de referencia. Pero la realidad va más allá de lo que dicen los estándares.

Con la introducción de las soluciones MPO (Multifiber Push-on) de baja pérdida (<0,35 dB) en los módulos LC, el conector del extremo del cable de comprobación tiene que ofrecer un mejor rendimiento que los 0,5 dB que la mayoría se han acostumbrado a usar. La baja pérdida <0,35 dB se consigue mediante un conector LC calibrado a <0,15 dB. Por lo tanto, si el cable de comprobación no es <0,15 dB, las posibilidades de lograr una pérdida <0,35 dB en el módulo son escasas.

Si se usa la referencia de un único puente, pueden verificarse los latiguillos de referencia de comprobación. Una vez que se ha establecido la referencia de un único puente, se extraen los latiguillos de los puertos de entrada. A continuación, se introduce un latiguillo de calidad en los puertos de entrada, se unen la unidad principal y la remota mediante un adaptador monomodo calibrado y se realiza la comprobación. Debe guardarse el resultado de la pérdida para que forme parte de la documentación del sistema. Quien revise los resultados de la comprobación podrá confiar más en las mediciones. Así se reducen también las acusaciones mutuas si se realizan dos comprobaciones en días diferentes con resultados distintos. Gracias a la referencia de un único puente y a la verificación de los latiguillos de referencia de comprobación se mejora drásticamente la coherencia de las comprobaciones de pérdida óptica. No obstante, hay un elemento final que puede provocar un 40 por ciento de incertidumbre entre distintos proveedores de equipos de comprobación: el lanzamiento de la fuente óptica a la fibra óptica. Es aquí donde EF encaja como la pieza que faltaba en el rompecabezas.

Siga leyendo en Encircled Flux: la tecnología