Inicio EXFO FIP-500 Sonda de inspección para conectores de fibra óptica

FIP-500 Sonda de inspección para conectores de fibra óptica

5848
0

El nuevo modelo FIP-500 es una sonda de inspección para conectores de fibra óptica que combate la principal causa de fallos de red de una manera rápida y fiable.

EXFO, compañía experta en test, monitorización y análisis para el sector de las comunicaciones, introduce una nueva sonda de inspección de fibra diseñada para mejorar la prueba de conectores multifibra en centros de datos y otras redes de telecomunicaciones.

La capacidad de inspeccionar los conectores rápida y fácilmente “nunca ha sido tan importante para las operadoras como en esta transición a la movilidad 5G y redes de 400/800 Gbps”.

Hay que recordar que la principal causa de fallos de red se encuentra en los conectores “contaminados”: el 80 por ciento de los operadores de red reconocen haber tenido problemas por ello. Con los conectores multifibra, un fallo en un conector puede causar interrupciones de servicio. Por si esto fuera poco, los enlaces multibra, que se suelen usar para transportar tráfico de alta velocidad, son muy sensibles a los conectores defectuosos.  

«Nuestro objetivo al diseñar el modelo FIP-500 es eliminar los puntos defectuosos en la redes con velocidades cada vez más altas. Los conectores son el punto más débil, especialmente en escenarios con elevada densidad de tráfico, donde un conector “sucio” puede provocar un problema de red serio. Además, la prueba de conectores multi-fiber push on (MPO) nunca había sido tan efectivo”, afirma Stephane Chabot, Vicepresidente de Test y Medida de EXFO.

Funcionamiento de la nueva sonda de inspección

FIP-500 Sonda de inspección para conectores de fibra óptica

El modelo FIP-500, que es una de las sondas más rápidas del mercado, ofrece un alto nivel de automatización y un diseño óptico que garantiza unos resultados fiables en cada uso. Desarrollada con la capacidad de prueba MPO en mente, puede trabajar con conectores monofibra y multifibra.

Por esto, dicha sonda tarda menos de 10 segundos en la inspección y el registro de los resultados de un conector MPO-12, fruto de una operación sin botones y automatizada.

También es posible sustituir las puntas para adecuarse a los distintos tipos de conector y los sistemas monofibra y multifibra como, por ejemplo, de monofibra LC a MPO con un mecanismo de conexión rápida.

“Sin las herramientas adecuadas, se puede caer en la tentación del saltarse el paso de la inspección y posteriormente realizar la conexión – plug and play. No obstante, los técnicos necesitan efectuar una comprobación de la fibra rápida, precisa y conveniente para los cientos o miles de conectores multifibra en las redes de todo el mundo”, añade Chabot.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.