Inicio EXFO Soluciones para test de fibra multimodo

Soluciones para test de fibra multimodo

277
0

Soluciones para test de fibra multimodo

EXFO ha anunciado nuevas soluciones para test de fibra multimodo Tier-1/2 de elevada precisión y capacidad de repetición que permitirán eliminar la incertidumbre en los test de fibra multimodo (MM).

Las novedades (SPSB-EF Launch Mode Conditioner y FLS-600-NS1548 Light Source) son compatibles con el estándar Encircled Flux (EF) que define cómo controlar las condiciones de lanzamiento de fuente según TIA-526-14-B e IEC 61280-4-1 Ed. 2.0.

Las nuevas redes de datos de alta velocidad, ya sea en redes corporativas o en grandes centros de datos, se construyen con fibras multimodo que operan bajo unas tolerancias más ajustadas que nunca.

Las fibras multimodo son los enlaces más complicados de testar, ya que los resultados dependen de las condiciones de salida de cada dispositivo. Las pruebas con diferentes equipos suelen conllevar datos diferentes. Esto provoca que los técnicos tengan dificultades para localizar fallos y, por lo tanto, se incremente el periodo de inactividad de la red.

Ahora, con las nuevas soluciones para test de fibra multimodo, los instaladores de cable pueden confiar en los resultados de pérdida Tier-1 para efectuar tareas de troubleshooting (localización y resolución de problemas) con gran precisión.

Nuevas soluciones para test de fibra multimodo

Ya sea como solución autónoma o en un acondicionador de lanzamiento externo, EXFO sintoniza cada dispositivo compatible con EF para garantizar su uso con 850 y 1300 nm a 50 µs. Esto permite que los técnicos obtengan resultados fiables, consistentes y repetibles.

La caracterización de enlace se suele realizar usando un OTDR. Sin embargo, a pesar de que un OTDR tiene las zonas muertas más cortas, la forma en que se mide la pérdida sólo representa al primero y al último conector. El OTDR necesita un latiguillo de lanzamiento, también denominado pulse suppresor box.

La razón de esto reside en que la pérdida asociada a un evento es la diferencia entre los niveles backscattering medidos antes y después del propio evento. En la zona muerta, se debe obtener un nivel backscattering antes del primer conector, lo que requiere insertar una longitud de fibra entre el puerto de OTDR y el primer conector. En el otro extremo, se añade la misma longitud tras el último conector.

Para comprobar la pérdida del primer y del último conector es fundamental usar cables de lanzamiento y recepción. El SPSB-EF tiene una fibra de 30 metros que permite medir la pérdida de extremo a extremo y mantener las condiciones de lanzamiento hasta el primer conector del enlace para garantizar la localización de problemas en redes multimodo de alta velocidad.