Inicio Amphenol Socapex Conector táctico para la industria militar

Conector táctico para la industria militar

790
0

Conector táctico para la industria militar

Amphenol Socapex ha presentado el que la misma compañía fabricante describe como el conector táctico para la industria militar, de fibra óptica, más fuerte del mundo, el CTOS, dedicado a las aplicaciones de la industria militar orientadas a las comunicaciones en el mismo campo de batalla.

El CTOS es un conector óptico hermafrodita (macho y hembra), robusto y concebido para el despliegue rápido de transmisiones de alta velocidad en entornos de alta dificultad.

El hecho de que sea hermafrodita permite la conexión de cables en daisy chain sin tener que utilizar ningún adaptador de interconexión.

Como una de sus utilizaciones, el conector táctico para la industria militar ofrece un haz ampliado que multiplica por 680 la sección de fibra para multimodo, y por 5200 la sección de fibra singlemode.

Puede manejar 2/4/6/8 canales y es compatible con conexiones Ethernet y de radiofrecuencia. Para el uso multimodo, la pérdida de inserción @1300nm es de -1,5/-2 db, mientras que en uso singlemode es de -1,8/-2,5 db, siendo el retorno de pérdida de -53/-45 db.

Su diámetro es de 52 mm, está construído en acero inoxidable con protección de goma que garantiza hasta un millar de operaciones de conexión, y su limpieza puede llevarse a cabo con un simple paño.

La resistencia de impacto en el conector táctico para la industria militar es de hasta 1 tonelada durante un periodo no superior a los 10 segundos, y las vibraciones de sino de 10 para 20000 Hz, 10g, 1,5 mm p/p 3dir. La temperatura operativa se encuentra dentro del rango que va de los -40 grados centígrados hasta los +85, siguiendo el estándar MIL-STD-810-E, mientras que su temperatura de almacenamiento varía entre los -55 y los +85, siguiendo con el mismo estándar.

Normativas en el conector táctico para la industria militar

Este conector de fibra óptica para la industria militar disfruta de certificación de la OTAN, otorgada por cumplir con los requisitos marcados por STANAG 4290. En el campo de batalla permite extender las conexiones Ethernet a larga distancia, hasta 120 quilómetros.