Inicio Artículos de fondo Tutorial básico sobre fibra óptica

Tutorial básico sobre fibra óptica

2592
0

Traducido y recopilado por Silvia Kim, Directora de Marketing de la empresa SUN Telecom

Este Tutorial básico sobre fibra óptica es una breve explicación de las ventajas de la fibra óptica.

Comparando el cobre y la fibra óptica:

  • Velocidad: Las redes de fibra óptica operan a altas velocidades – hasta los Gigabytes.
  • Ancho de banda: Gran capacidad de carga.
  • Distancia: Las señales pueden ser transmitidas más lejos sin la necesidad de ser actualizadas o aumentadas.
  • Resistencia: Mayor Resistencia a ruidos electromagnéticos como radios, motores u otros cables cercanos.
  • Mantenimiento: Los cables de fibra óptica cuestan mucho menos para mantener.

Tutorial básico sobre fibra óptica En años recientes se ha vuelto aparente que las fibras ópticas están reemplazando a los cables de cobre como un medio apropiado de transmisión de señales de comunicación. Ellas cubren largas distancias entre sistemas de telefonía local así como también proveen la base para muchos sistemas de redes. Los usuarios de otros sistemas incluyen servicios de cable por televisión, universidades, edificios de oficinas, plantas industriales, y compañías de utilidades eléctricas.

Un sistema de fibra óptica es similar al sistema de cables de cobre que está siendo reemplazado. La diferencia es que las fibras ópticas usan pulsos de luz para transmitir información por las líneas de fibra en vez de usar pulsos electrónicos para transmitir información por las líneas de cobre. Mirando los componentes de una cadena de fibra óptica se puede tener un mejor entendimiento de como el sistema sirve en conjunto con los sistemas basados en cables.

En un lado del sistema hay un transmisor. Ese es el lugar de origen para la información que viene a las líneas de fibra óptica. El transmisor acepta información de pulso electrónico codificada que viene desde el cable de cobre. Luego procesa y traduce esa información en pulsos de luz equivalentemente codificados. Un diodo emisor de luz (LED) o un diodo de inyección láser (ILD) pueden ser usados para generar los pulsos de luz. Usando un lente, los pulsos de luz son introducidos en el medio de fibra óptica donde viajan por el cable. La luz (casi infrarroja) es casi siempre 850 nm para distancias más cortas y 1.300 nm para distancias más largas en fibra multimodo y 1.300 nm y 1.500 nm para distancias cortas y largas respectivamente en fibra monomodo.

Piense en un cable de fibra en términos de un rollo de cartón largo (como el del interior del papel higiénico) recubierto con un espejo en el interior. Si prendes una linterna en un lado puedes ver la luz salir del otro lado aunque haya sido doblada alrededor de una esquina.

Los pulsos de luz se mueven con facilidad en la línea de fibra óptica por un principio conocido como reflexión interna total. Este principio dice que cuando el ángulo de incidencia excede un valor crítico, la luz no puede salir del vidrio, en vez de eso la luz rebota hacia el interior. Cuando este principio se aplica a la construcción de la hebra de fibra óptica, es posible transmitir información por las líneas de fibra óptica en la forma de pulsos de luz. El núcleo debe tener un material muy puro y claro para la luz o en la mayoría de los casos luz casi infrarroja (850 nm, 1.300 nm, y 1.500 nm) pero la mayoría está hecha de vidrio. Las fibras ópticas de vidrio son casi siempre hechas de puro sílice, pero algunos materiales, como fluorocirconato, fluoroaluminatos y vidrios calcogenuros, son usados para aplicaciones de ondas infrarrojas más largas.

Siga leyendo este artículo en estas secciones: